Remedios Caseros con Fumaria

Tratamientos depurativos para el hígado y el cuidado de la piel aplicando las propiedades medicinales de la fumaria.
La fumaria posee propiedades medicinales muy interesantes, siempre que se mantenga la precaución de no exceder la dosis terapéutica.

Tratamientos hipotensores, depurativos y para la piel con Fumaria

La fumaria o palomilla es una planta con un olor desagradable e irritante para los ojos, similar al humo. Los tratamientos naturales a base de fumaria no deben ser prolongados o crónicos, pues los propios principios activos medicinales de la planta poseen toxicidad al irse acumulando en el organismo.

Los remedios caseros expuestos a continuación, cuando se deban ingerir, están pensados para tratamientos de una o dos semanas.

Tratamiento natural depurativo y diurético con fumaria

Como casi todas las plantas medicinales depurativas, la fumaria es un diurético y su uso está indicado en casos de hipertensión arterial y/o de exceso de ácido úrico en sangre. También se puede apreciar mejoría durante las crisis reumáticas con este remedio casero, el cual no debe prolongarse más de una semana.

Basta con beber una o dos tazas al día, según necesidad, de una infusión preparada añadiendo unos 20 gramos de sumidades floridas de fumaria por taza de agua, una vez filtrado y templado. Puede edulcorarse si se desea.
Remedio casero para el hígado con fumaria

En este caso se emplea una infusión similar a la anterior durante ocho o diez días consecutivos, con la diferencia de que en esta ocasión se añadirán 50 gramos de sumidades floridas por taza de agua. La dosis habitual será de dos tazas de este té, una por la mañana y otra por la noche.

Tratamiento natural contra erupciones y problemas de la piel a base de fumaria

Erupciones, eccemas, dermatitis seborreicas o incluso problemas de acné relacionados con una alimentación rica en precocinados pueden mejorar si se lava una o dos veces al día la zona afectada con el líquido resultante de hervir durante quince minutos 20 gramos de hojas de fumaria en un litro de agua.

Remedio casero para tratar la hipertensión con fumaria

Además de la infusión de sumidades floridas de la planta descrita para usar como diurético, se pueden aprovechar los efectos hipotensores de la fumaria preparando un jarabe casero.

Para ello se hierven en un litro de agua 40 gramos de sumidades floridas de fumaria y 750 gramos de azúcar durante media hora. Una vez hecho esto y dejado enfriar el producto, se filtra cuidadosamente a través de un paño limpio de algodón y se recoge en una botella de vidrio con tapa, que deberá guardarse en el frigorífico.
Se tomarán unos 100 ml de este jarabe al día, repartidos en dos o tres tomas.

Como es lógico, por su elevado contenido en azúcar, este jarabe con fumaria para la hipertensión está contraindicado en personas diabéticas.
Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Remedios Caseros con Fumaria
Remedios naturales para la Presión arterial alta (Hipertensión)
La Hipertensión es una enfermedad peligrosa que puede dispararse y también controlarse con una alimentación adecuada. Para mantener baja la presión podemos usar algunos de estos alimentos a modo de remedios naturales.
Remedios naturales para la Presión arterial baja (Hipotensión)
Cuando la presión arterial desciende por debajo de los niveles normales es necesario actuar para llevar la presión a niveles seguros. Tanto en casos crónicos como esporádicos los tratamientos naturales son una excelente opción para subir la presión rápidamente.
Tratamientos naturales para las Palpitaciones del corazón
Las palpitaciones del corazón hacen referencia a un ritmo cardíaco acelerado y anormal (arritmia), y para su control y prevención pueden ayudar estos remedios naturales.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Remedios Caseros con Fumaria. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
Problemas de piel(35 artículos)
Buscador
Seguinos en...
  Inicio de Alimentos para curar