Hábitos saludables para tratar y prevenir la Angina de Pecho

Como prevenir y tratar la Angina de Pecho y la Hipertensión desde la alimentación
Se llama angina de pecho al dolor en esta área del cuerpo que puede representar una señal de un mayor riesgo o posible ataque cardiaco, por ello tomar recaudos para su prevención es vital en los adultos mayores particularmente, siendo la dieta uno de los más importantes.

Peligros de la Angina de Pecho y tips para prevenirla y controlarla

La angina de pecho puede producirse cuando el músculo cardiaco no recibe suficiente sangre o irrigación, situación a la que puede sumarse negativamente la presión arterial alta, ya que aumenta el riesgo a un ataque. Los recaudos saludables para el control de la presión arterial y la angina de pecho se basan en hacer cambios en el estilo de vida, llevándolo a niveles saludables, por ejemplo comenzando por dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, controlar el estrés y llevar una dieta saludable o libre de productos elaborados ricos en grasas saturadas y azucares principalmente. En casos puntuales es necesario recurrir a la medicación.

Los vasos sanguíneos pueden reducir su diámetro o estrecharse cuando el colesterol se acumula en sus paredes, incrementando la presión entre ellas llevando a la hipertensión, condición que causa una disminución en el suministro de sangre al corazón, generando entonces los síntomas de angina que incluyen principalmente dolor de pecho, opresión, dificultad para respirar, mareos y dolor que irradia hacia la mandíbula, la espalda o los hombros. Esta situación requiere de atención médica inmediata para reducir el riesgo de un ataque al corazón.


Alimentación contra la angina de pecho e hipertensión

Hacer cambios en la dieta es básico para tratar la angina de pecho y reducir la presión arterial o mantenerla bajo control, entre ellos se encuentran, reducir la ingesta de sal, grasas trans y grasas saturadas principalmente, teniendo en cuenta que un exceso de sal en la dieta puede causar retención de líquidos y esto a su vez recarga el bombeo del corazón contribuyendo a un incremento de la presión arterial y del riesgo a la angina de pecho.

Las recomendaciones actuales para tratar o prevenir la angina de pecho son; no más de 1.500 mg de sodio por día para las personas con enfermedad cardíaca o sea 1 cucharadita de sal. Reducir el consumo de colesterol a menos de 300 mg por día y el consumo total de grasas no debe superar entre el 25 y el 35 por ciento de la ingesta calórica total, debiendo ser del tipo de grasa monoinsaturada como el que se encuentra en el aceite de oliva, aguacates, nueces y semillas.

Otros artículos de interés
Estos textos son los más destacados dentro de las principales temáticas relacionadas a Hábitos saludables para tratar y prevenir la Angina de Pecho
3 Propiedades medicinales de las Hojas de Higuera
Las hojas de la higuera han demostrado poseer propiedades medicinales utilizadas desde tiempos remotos y las medicina natural hasta la actualidad obtiene sus beneficios, pero también la ciencia esta comenzando a reconocerlas ya que ha comprobado su capacidad medicinal sobre distintas patologías.
Beneficios del Kiwi
El Kiwi es una fruta que no debe estar excluida de la dieta. Las propiedades del kiwi son muchas y debido a los nutrientes que aporta el Kiwi brindan múltiples beneficios para la Salud.
Beneficios de la Piña o Ananá
La Piña es una de las frutas más saludables, ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos, controla la tensión arterial, previene problemas cardiacos y otros beneficios para múltiples alteraciones y enfermedades.
Más información sobre...
Estos son las temáticas relacionadas con Hábitos saludables para tratar y prevenir la Angina de Pecho. En estos enlaces encontrarás más información relacionada.
  Inicio de Alimentos para curar